05 enero, 2016

REGALO DE REYES PARA MIS LECTOR@S

Queridos lector@s, como me consta que habéis sido muy buenos este último año, os dejo un regalo. 
Espero que os guste esta corta y romántica historia.


EL REGALO

– Hola. Me llamo Moira y soy tu regalo de cumpleaños.
Javier miró a la mujer parada ante la puerta con gesto de extrañeza.
– ¿Cómo dices?
Por toda respuesta, ella se quitó el abrigo que vestía y mostró su bonito cuerpo apenas cubierto con un atrevido conjunto de lencería.
Él, atónito, la cogió del brazo y la introdujo en el piso. No quería problemas con los vecinos, que siempre estaba fisgando por la mirilla.
– ¿Se puede saber a qué viene esto? ¿Es una broma, una cámara oculta…? – su tono de voz denotaba la irritación que sentía.
– Como te he dicho, soy tu regalo de cumpleaños. Eres Javier Aguirre, ¿no?
– Lo soy, y mi cumpleaños es mañana… – miró el reloj, eran las doce y tres minutos.
Se giró. Necesitaba ordenar sus ideas y no le ayudaba el contemplar a aquella atractiva mujer casi desnuda en medio de su salón.
– ¿Quién te ha contratado? – le preguntó; porque se trataba de una prostituta, estaba claro.
– No lo sé. Contactaron conmigo por teléfono respondiendo al anuncio del periódico. Me dieron esta dirección y me indicaron que viniera a partir de las doce de la noche.
– No importa, ya averiguaré de quién se trata. Ahora, debes marcharte. ¿Imagino que te habrán pagado?
– ¿Qué ocurre? ¿No te gusta tu regalo? – casi ronroneó Moira, acercándose a él y enlazándole los brazos alrededor del cuello.
Javier sintió que se acaloraba y su cuerpo se tensó. Era evidente que le gustaba mucho la chica, pero siempre se había negado a pagar por sexo... Si bien, él no la había contratado en realidad; ¿por qué privarse de ese placer?
Moira advirtió, en el brillo apasionado de sus ojos y la acelerada respiración, el cambió de actitud de Javier. Se acercó más y le acarició con la lengua el lóbulo de la oreja.
Él reaccionó de forma inmediata y le sujetó la cabeza para devorarle la boca. La cogió en brazos y, sin dejar de besarla, se dirigió a la habitación.

Tres horas después, mientras dibujaba espirales en su vientre, Javier dijo:
– Me gustaría volver a verte, aunque no estoy dispuesto a convertirme en tu cliente.
– No tendrás que hacerlo – sonrió Moira enigmáticamente.
– Tampoco estoy dispuesto a compartirte con otros – añadió.
Ella lo miró con ternura.
– No soy una prostituta, si es lo que piensas. Es la primera vez que hago esto.
– ¿Entonces…? – Javier no entendía nada.
La sonrisa de ella se amplió, acompañada con un brillo de diversión en los ojos.
– Fue lo único que se me ocurrió para conseguir que te fijaras en mí.
Moira hizo una pausa y le acarició el rostro, en el que el desconcierto era patente.
– Trabajamos en la misma empresa desde hace casi seis meses, tú en los despachos de los ejecutivos y yo en el sótano. Nos hemos cruzado alguna vez por los pasillos o en la cafetería, sin que hayas reparado nunca en la becaria que hace las fotocopias. Yo sí me fijé en ti desde el primer momento y buscaba cualquier excusa para verte, para conocerte mejor. Así me enteré de que no tienes pareja, de la fecha de tu cumpleaños, de tu dirección… y me decidí – lo miró con una súplica en los ojos.– ¿Me perdonas?
La carcajada de Javier, antes de sellar su boca con un beso apasionado, fue suficiente respuesta.


© Amber Lake

8 comentarios:

Aure Martinez dijo...

Gracias Amber!!! Es muy bonito ,yo también quiero un regalo así jajajjaja feliz reyes guapa ,que te dejen mucha felicidad ,salud y amor estos reyes magos,besitosssss

AMBER LAKE dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Aure. Me alegra que te haya gustado el mini-relato. Que los Reyes se porten también muy bien contigo. Un besazo

Lili Lopez dijo...

Pues a quién le dan pan que llore, ¿no? jajajaja. Muy lista la chica y él muy de dejarse querer. Lindo relato. Gracias, Amber.

AMBER LAKE dijo...

Gracias a ti por el comentario, Lili. Un abrazo

Emi Gómez Rodríguez dijo...

Me encanto Amber que bello regalo; a mi me encantaría que e sorprendiesen así.
Gracias corazón por tu regalito. Ahora me gustaría saber mas de ellos jajajaja

AMBER LAKE dijo...

Gracias por tus palabras, Emi. Me temo que la continuación de la historia de Moira y Javier tendremos que imaginarla :)
Un abrazo

Sofía Prior dijo...

¡Hola! Me ha encantado la entrada, soy nueva en blogger, así que me encantaría que te pasases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, quédate porfa. http://tintasobrepapelmojado.blogspot.com.es/


Un beso y muchísimas gracias.

AMBER LAKE dijo...

Gracias, Sofía; me alegra que te hay gustado el relato.
Te felicito por tu estupendo blog. Ya tienes una seguidora más.
Besos